Menos ocio, pero ¿por qué?

Desde el 1800 el tiempo de ocio pagado en Occidente ha ido aumentando progresivamente hasta llegar a 2005, fecha en que parece estancarse el crecimiento del mismo. En 1800 por ejemplo disponíamos de unas 730 horas anuales de dicho tiempo, aumentandose a 2084 horas en el cincuentenario de 1830 a 1880; así hasta  lograr, porque fue todo un logro, las 4665 horas anuales en los veinte años últmos del siglo XX.  En el primer lustro del siglo XXI, sin embargo, encontramos un ligero retroceso respecto a las consecuciones obtenidas en siglos precedentes. Parece ser que caminamos hacia atrás, como los cangrejos. 

Las razones de este aumento progresivo hay que buscarlas en los avances tecnológicos, primordialmente gracias a la invención de la electricidad, que permitió el rentabilizar mucho más el trabajo, al permitir mayor productividad, y gracias también a la lucha y consecución de una serie de derechos sociales y laborales, también ligados estrechamente a los avances tecnológicos, como la imprenta, la radio, etc.. que consiguió entre otras cosas una mayor alfabetización entre la población, una mejor información y concepción, por tanto, de lo que pasaba a su alrededor y una mayor cohesión social y sensación de comunidad o colectivo, con el sindicalismo,por ejemplo.

El aumento de horas de ocio pagado está proporcionalmente ligado a las horas de trabajo y la retribución que se percibe por el mismo, cuantas menos horas se trabaja, más horas para disponer de nuestro tiempo libre tenemos. Y contra más dinero se tenga más opciones de consumir o invertir  en ocio. En el caso que nos ocupa, Occidente, así ocurrió. La reducción de las horas de trabajo fue acompañada de un mayor salario.

No obstante se llegó a 2005 y se dió un pasito atrás. El sistema social retrocedió y ahora nos encontramos con un aumento de horas y trabajo precario.  Lo que repercute en menos horas de ocio. Yo me pregunto si este cambio lo podemos considerar como un indicador o está relacionado con la actual crisis en la que nos encontramos o tiene que ver con otros factores. ¿Será pura coincidencia o es que los que se tenían que dar cuenta se anticiparon y empezaron los recortes mediante el aumento de horas y la bajada de salarios? ¿O realmente es algo inherente al liberalismo y capitalismo voraz y la competitividad que este genera?

Probablemente me he desviado un poquito del tema inicial pero, ¿cuál es la solución?; la monetarista consistente en la ayuda a las grandes empresas y en el recorte de los derechos del trabajador,  recordemos el debate generado el verano pasado sobre la conveniencia o no de elevar la jornada laboral hasta las 65 horas semanales, o será mejor, como defiende nuestro profesor Perceval, crear nuevos espacios de inversión que mitiguen los efectos de esta crisis de sobreproducción, como él mismo califica.  Unos nuevos espacios de inversión que garanticen nuevos puestos de trabajo y nuevos rendimientos para aquellos que se quieran enriquecer, que para mi sigue siendo el gran problema de la humanidad. No me gusta la avaricia, codicia, insolidaridad y egoísmo. Probablemente estas condiciones sean inherentes al ser humano, no obstante, yo me niego a creerlo o por lo menos me niego a no combatirlo, aunque sea con la palabra. Evidentemente muchos discreparan pero es mi opinión y así me gusta expresarla, aún sabiendo que también yo peco de todo lo que no me gustaría ser. Sin embargo soy consciente y quiero cambiarlo. Os invito a que lo intentéis, os sentiréis mejor, o no. Yo si lo hago.

En cuanto al ocio y relacionado con todo esto mi opinión es que cada vez hay más ocio alienante, llámese televisión, videojuegos, internet, etc.. Seguramente habrá muchos estudios que rebatan esta postura, pero lo que si está claro es que si hoy por hoy fuera niño, tengo 29 años, echaría de menos jugar en la calle a la pelota, al trompo, a las canicas, lima, charranca, escondite, …. Echaría de menos el contacto físico con mis amigos.

Creo también que no hay que ser catastrofistas. Todos estos nuevos espacios de ocio están evolucionando hacia la interactividad y no es que quien vea la televisión o juegue al ordenador se convierta en un antisocial. De hecho estos medios te reportan cosas que antes no podías disfrutar. Simplemente creo que hay que tener cuidado en determinadas edades y en cuanto a determinadas prácticas. Creo muy importante la gestión del tiempo de ocio en edades juveniles por parte de padres y educadores. Interesante es, en este sentido, la página http://www.gipuzkoa.net/infojuven/guiaocioorg/cas/PDFcas/CAPITULO_1.pdf , que nos habla del ocio educativo, de los principios del ocio formativo y su evolución.  Cada vez más es un aspecto a tener en cuenta como demuestran las distintas actividades que ofertan los colegios en horas extraescolares. Creo que hay que no hay descuidarse y seguir en esta línea.

 

Enlaces de interés

http://alocultural.blogspot.com/2009/04/la-evolucion-del-ocio.html

http://www.monografias.com/trabajos901/evolucion-historica-concepciones-tiempo/evolucion-historica-concepciones-tiempo.shtml

http://books.google.com/books?id=MDvwNPWLaO8C&pg=PA15&lpg=PA15&dq=evoluci%C3%B3n+del+tiempo+ocio&source=bl&ots=4SDBlQtWc7&sig=HP7gYEGU43nKQuGrk4D2BHFrL1E&hl=es&ei=IkUmSpnoBsnRjAecirHXBw&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=5#PPA7,M1 (pág 11 a 20)

Anuncios

~ por nestorparradolloro en 3 junio 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: